Mont des Arts

Dirección: Rue Royale 2-4, 1000, Bruselas.
Cómo llegar:
• Metro: Gare Centrale.

El Mont des Arts es la puerta de entrada al casco histórico de Bruselas: cerca de él encontraremos algunos de los museos más relevantes, como el Museo Magritte, el Museo BELvue o el Museo de Instrumentos Musicales (MIM). Al frente, la torre del ayuntamiento se eleva desde la Grand Place y nos regala una panorámica única de la capital belga.

Mont des Arts

El Mont des Arts es uno de los miradores más bonitos de Bruselas.

Su historia

Este lugar emblemático de Bruselas se construyó con motivo de la Exposición Universal de 1910, cuando Leopoldo II decidió demoler en el siglo XIX los viejos edificios y convertir la colina donde se asentaban en un bello mirador ubicado en la Place de L’Albertine.

Casas junto al Mont des Arts

Junto al Mont des Arts hay una serie de casas con una arquitectura impresionante.

Concebido tal como hoy lo vemos por el paisajista René Pechère, las obras no concluyeron hasta la Exposición Universal de 1910, cuando el arquitecto Pierre Vacherot lo convirtió en un pequeño jardín, que nació como algo provisional pero que debido al éxito que tuvo entre los ciudadanos terminaría convirtiéndose en lo que es hoy: uno de los rincones “secretos” más preciados de Bruselas.

Jardines del Mont des Arts

Jardines del Mont des Arts.

¿El mejor mirador?

Si se visita en días despejados, ofrece una de las mejores panorámicas de Bruselas, desde la que podremos contemplar los principales monumentos de la ciudad frente a nosotros: la Grand Place y su torre del ayuntamiento, la catedral e incluso el Atomium, que se encuentra a las afueras de la ciudad.

Mont des Arts

El Mont des Arts.

Entre sus hileras de árboles y escaleras veremos a menudo turistas y estudiantes que se sientan a charlar y a hacer un descanso.

Culmina el Mont des Arts la estatua ecuestre de Alberto I, que destaca entre otras esculturas de esta especie de jardín urbano.

Estatua ecuestre de Alberto I en el Mont des Arts

Estatua ecuestre de Alberto I.

Pero el Mont des Arts es, sobre todo, un buen punto de partida para comenzar la visita por Bruselas: además de brindarnos una de las fotografías más famosas de la capital belga, nos ayudará a situar los puntos de interés más importantes de la ciudad antes de adentrarnos en el bullicioso centro histórico de esta ciudad llena de historia.